Recientemente tuvimos la oportunidad de charlar sobre igualdad en el ámbito del emprendimiento social con mujeres, líderes todas de experiencias con éxito. Una de ellas, Sonia España, fundadora de Vegggie Animals, una empresa especializada en la fabricación y distribución de alimentación 100% vegetal para perros y gatos. 
 
- Describe tu iniciativa de emprendimiento social brevemente.
- Yo elegí ser vegana y activista, y esto, entre otras cosas, significa que elijo vivir produciendo el menor sufrimiento posible a los demás; para que VeggieAnimals exista no es necesario que ningún animal tenga que ser explotado ni asesinado. Intentamos ser lo más coherentes posible y por ello disponemos de precios especiales para refugios y asociaciones, hacemos donaciones de cientos de kilos de alimento a quienes más lo necesitan, y trabajamos con proveedores que luchan contra la exclusión social.
 
- ¿Existe la igualdad dentro del ámbito del emprendimiento social?
- A mi modo de ver, la igualdad no existe ni fuera ni dentro del emprendimiento social. En un mundo "para hombres", algo tan duro como es ser emprendedora seguramente se hace aún más difícil debiendo ser más perseverantes y constantes, y sin dejar de trabajar en nuestro empoderamiento personal.
 
- ¿Has percibido o experimentado alguna situación de desigualdad  por el hecho de ser mujer desde que iniciaste tu camino en el emprendimiento social?
- Totalmente. Todas las piedras que he encontrado en el camino de Veggie Animals han sido puestas por hombres, desde inducir al miedo o timarme, hasta aprovecharse de mi inexperiencia y juventud. Seguramente el carácter de cada una de nosotras influye, podemos ser más confiadas, más inseguras... en todo caso tengo muy claro que, sin duda, las experiencias que he vivido como emprendedora no habrían ocurrido, o al menos de igual modo, si hubiera sido un hombre.
 
- ¿Qué frena el emprendimiento de las mujeres?
- Es posible que uno de los frenos a lanzarnos a emprender vaya unido a nuestra autoestima, a nuestros miedos, a nuestras emociones y creencias. Seguramente existe un freno social unido a ese abismo que se presenta cuando salimos de la zona de confort, y entonces nos visita el pánico a fracasar. Y por supuesto, tener cargas familiares y económicas dificulta aún más dar el paso al emprendimiento ya que otros dependen de ti, y la incertidumbre económica que supone crear un proyecto muchas veces supera las ganas de lanzarse a emprender.
 
- ¿Qué medidas crees que son necesarias o implantarías para conseguir mayor igualdad?
- La raíz del problema es la mentalidad que existe. Mi opinión, como educadora que fui antes de crear VeggieAnimals, es que la educación es el punto de partida. Sí, los adultos podemos cambiar en algunos aspectos, pero tenemos muy grabada la cultura del machismo, incluso las mujeres la tenemos tan integrada que sin darnos cuenta forma parte de nuestro día a día. Por ello, creo firmemente, que es en los más pequeños, sin prejuicios adquiridos, en quienes se ha de trabajar el verdadero significado de la palabra igualdad y lo que su compromiso conlleva.

Deja tu comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
 CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.